Usuario
Contraseña
 
 
  Quénes Somos
  Objetivos
  Lucha contra el Narcotráfico
  Prevención
  Asistencia
  Contáctenos
  Noticias
  Programas
 
Insitucional - home

Líneas de Acción

Datos
 
 
 

 

 

POPPERS

El inhalante conocido como POPPERS está haciendo furor en distintos lugares del mundo entre la comunidad gay. Mientras en otros países están tratando de concientizar a todos los que lo utilizan informando del peligro que conlleva esta droga, en Argentina continúa siendo "legal", ya que puede adquirirse fácilmente.

El inhalante conocido como POPPERS está haciendo furor en distintos lugares del mundo entre la comunidad gay. Mientras en otros países están tratando de concientizar a todos los que lo utilizan informando del peligro que conlleva esta droga, en Argentina continúa siendo "legal", ya que puede adquirirse fácilmente.

Tanto en Estados Unidos como en Europa la legislación prohíbe su comercialización.


Realmente, los especialistas norteamericanos, no se explican el incremento en el uso del poppers, pero se está sugiriendo que el desconocimiento que traen consigo las nuevas generaciones de gays, es la principal causa, mientras que en Argentina se está difundiendo rápidamente.


La carga perjudicial de este inhalante llega a extremos tales, que puede ser un fácil transmisor del virus del Sida, debido al descontrol que adquiere la persona bajo sus efectos.


El poppers es nitrato amílico, isobutílico o butílico. En un principio, el nitrato amílico era utilizado para tratar un problema cardiovascular conocido como angina de pecho.


Actualmente, esta droga está compuesta de nitrato butílico, que es una sustancia bastante similar a la anterior. Sus efectos son vasodilatadores. Cuando se inhala, los vasos sanguíneos se dilatan, el corazón late más rápido y la sangre fluye hacia el cerebro, provocando fuertes palpitaciones en la cabeza.


Sus efectos no duran más de dos minutos, casi siempre unos segundos. El consumidor entra en un estado de borrachera total, quedando a merced de otras personas sin voluntad ninguna. Con el correr de los minutos llegar a ocasionar fuertes mareos, bajadas de tensión, palidez y vértigos, así como un cambio de visión y punzantes dolores de cabeza.


La utilización del poppers predomina en el público gay masculino. En una discoteca puede inhalarse para realzar los efectos de sustancias psicotrópicas como el éxtasis, el speed o el LSD. Por otro lado, también se está llegando a la peligrosa moda de mezclar el poppers con Viagra, lo cual multiplica los riesgos de paro cardíaco.

A nivel sexual, sus efectos realzan el orgasmo, la excitación y la dilatación de los esfínteres, aunque su consecuencia puede ser una difícil constancia de la erección. La utilización frecuente causa tolerancia (debe inhalar más para obtener el mismo efecto).


El riesgo que conlleva la utilización del poppers, con la excesiva dosis de nitratos que supone para el organismo, es la reducción del oxígeno sanguíneo, lo cual puede llegar a generar la muerte, sobre todo en personas que han llegado a tragar esta sustancia.


Asimismo, se puede llegar a sufrir de grandes irritaciones alrededor de los labios, mejillas y sobre todo en la nariz por la exposición directa al nitrito.


La mortalidad se eleva al cuadrado en personas con problemas de anemia, glaucoma o propensos a enfermedades cardiovasculares.


El poppers es una de las sustancias más inflamables que existen, y a la mínima chispa de cigarrillos, encendedores, etc, puede llegar a provocar un incendio rápidamente.


El líquido se presenta en pequeñas botellitas de cristal, ya que es bastante corrosivo hacia el plástico, se volatiliza rápidamente, de hecho un pote que no se use frecuentemente, se evapora en cortos periodos de tiempo.


Nota: Agradecemos a Drug Enforcement Administration y a NIDA por el valioso aporte

Claudio Izaguirre

Presidente
Asociación Antidrogas de la República Argentina
Delegado por Argentina ante la Drug Watch International
Estados Unidos 1312 Capital Federal - 4942-1789 y 155 132 8916

www.drwebsa.com.ar/aara
http://personales.clipsite.com.ar/IZAGUIRRE/IZAGUIRRE.htm